miércoles, 16 de mayo de 2018

Ella y Louis



Yo no veo esa oscuridad
que dicen ver los artistas buenos
yo solo veo belleza en la humanidad. 
Y considero tan animal a un gato
como a un humano. Es instintivo.
El problema es el sistema
y hacer de lo salvaje algo organizado
para el beneficio de unos pocos
a cambio de la explotación de todos.
No confundamos el instinto de supervivencia
con el antojo y el capricho de los poderosos.
Haz lo que te parezca, toma lo que te pertenezca
y reparte lo que consideres justo.
Esa es mi ley, ese es mi lema.
Víctor Cuetos, Xx, Xxxx

lunes, 14 de mayo de 2018

Obesidad Mórbida





La monarquía buena
la monarquía parlamentaria 
no existe. 

Es un cuento que nos contaron
como los de Disney, igual.
La monarquía es vieja
huele a sangre derramada
a pactos siniestros
con dictadores muertos
que nos dejaron desarmados
frente a ellos. Soooolos.
La monarquía es como Scrooge,
el usurero que explotaba niños
en Cuentos de Navidad, de Dickens.
Encorvada, oscura
por mucho brillo
que le den los medios de comunicación
de todo tipo.
Parece que no hacen daño
han aprendido a hacerlo en silencio
con el "Lo siento, me he equivocado"
o con la Constitución en la mano.
Ese papel mojado
que tanta sangre dicen que evitó
pero que perpetua la condena;
su obesidad mórbida
y nuestra anemia como pueblo.
¡Larga vida a la vida!
¡Muerte al Espanto Gris!
Valtonic Absolución,
Monarquía disolución.
Víctor Cuetos, Xx, XXXX

lunes, 7 de mayo de 2018

Cítricos

Mis amigos dicen que soy un despistado 
que me entretengo con la luz de una vela 
que no los oigo o no los escucho. 

-No es verdad, no lo es.

Lo que pasa que la información que me dan 
suelo procesarla más despacio 
porque al mismo tiempo estoy viendo 
mirando todo lo que me rodea.

Hoy me fijé en mi anciano preferido. 
No tengo ni idea de como se llama. 
Me recuerda a otros que conocí
que estudiaron en el Instituto libre de Enseñanza. 
Ácratas todos. 
Es el de la mesa de enfrente 
del bar de la esquina 
da igual la Avenida
siempre se pone en el mismo lado, 
o creo que siempre lo he visto en esa mesa. 
No sé...siempre me fijo en él. 
Hoy se tomó dos sangrías 
y se comió hasta la rodaja de naranja 
y la de limón
y le saca el jugo 
y después de tomarse las dos 
le dice a la dueña del Bar: 
-Joder, sí que voy contento. 
Y desaparece poco a poco 
cruzando el paso de peatones
en VERDE 
cruzando la Avenida 
con sus muletas 
con la tez colorada 
y esa mirada entrañable
pasito a pasito 
mientras los recuerdos le invaden 
y le vienen imágenes de la misma sangría 
con su hoja de Yerbabuena o Menta 
su rodaja de naranja, otra de pomelo, 
otra de lima, y otra de limón. 
Y a su compañera, o a su compañero, 
quien sabe...
sonriendo porque por fin sale el sol 
después de tanto tiempo, 
después de tanto llover.
                                           
-Jooder, que era lo que estabas diciendo, coño,perdón,tío.
Que es que no te estaba escuchando.
Se me fue la pinza.

Víctor Cuetos, Xx, Xxxx