lunes, 29 de diciembre de 2014

El teorema del Zero



La vida es una cuestión de probabilidades
de ensayo y error
sigue habiendo unas reglas clásicas
que por viejas que sean, funcionan.
Como la bola que se desliza por la ruleta
y cuando cae en el cero todo vuelve a empezar.

Hagan sus apuestas
inviertan todo su dinero
cuenten los años por fichas
que la banca gire la ruleta
y veamos donde se situa
y no se les ocurra pedir un crédito basura
apuesten su vida ; una y otra vez.

Dejen sus bienes e inmuebles
sus propiedades
sus objetos personales
en una tienda de empeño.

Cero
es donde acaba y donde empieza todo
cuantos grados tiene que girar el mundo
para que tu y yo nos conozcamos.
¿Díganme?

Sigue siendo una cuestión de probabilidades
pero no sé que número ponerte
¿Y cual es el mío?
No me gusta la banca
ni sus intermediarios
ni las comisiones
ni los créditos basura
ni los seguros de vida
prefiero arruinarme
apostar mi vida
poner el reloj en hora
y empezar de cero.

Orbitar alrededor del Cero
y gravitar en su redondez
sus contornos me invitan a sumarme
a multiplicarme
a ser una sucesión de números primos
en un número de teléfono
y sus almas gemelas.

No sé que número ponerte
¿Y cual soy yo?
Teniendo en cuenta que...
la vida es una cuestión de probabilidades
para los que no pueden elegir.
¿Habra que poner el rejoj en hora?
¿O qué?


Cuetos Víctor, 2015, Xixón 

sábado, 6 de diciembre de 2014

Solentiname




Soñé que mis poemas eran negros
como los domingos de invierno
crueles como las devoluciones en caliente
incómodos como una silla de aluminio
en medio de una terraza.

Soñé que me seguía tu novio
o todos los novios del mundo
que me esposaban a una silla
y me obligaban a escribir poemas
que entregaban a sus novias los lunes por la mañana
antes de irse a trabajar.

Soñé con Cyrano de Bergerac
y de sus fosas nasales salían versos cortos
y concisos
pero solo era un Depardieu gordo
y muy entrado en años.

Soñé que Pessoa era Capitán de un barco
y su único polizonte un anarquista accidental.

Soñé con Phillip K.Dick puesto como una rata
escribiendo en una habitación desordenada
llena de tazas de café
pero solo era su atormentado replicante.

Soñé con la Barcelona negra
de principios de siglo
era el protegido de Jean Genet
yo robaba para él
soñé que alguien leía Niño Criminal en Radio 3
y que la policía clausuraba la radio
y detenían al locutor por hacer apología de la libertad de expresión.

Soñé que comía con Peri Rossi
en la habitación de un hotel
y nos llamaba Pizarnik para tomar el café.

Soñe que me emborrachaba con Raymond Carver
y que invitábamos a Bukowski a un porro
que le sentaba mal
tan mal
que nos tiraba por la ventana
al mismo tiempo que nos decía
“Os dije que cerrarais las ventanas”

Soñé con Bolaño
hablábamos de los normalistas
de los 43 desaparecidos
de las cloacas del Estado
de la Escuela de las Americas
de los detectives salvajes.

Que tendrán los sueños-le dije
que siempre empiezan
y acaban en la realidad.

Soñé y por soñar
se me olvidó que era sábado
y que llovía como un domingo de invierno
y que este poema solo era una mancha de café
en un cenicero repleto de colillas.
Y el domingo se parecerá a un sábado de primavera
 y me escaparé de todos los novios y de sus novias
de todos los escritores y las escritoras que me gustan
y las devoluciones en caliente solo serán artículos devueltos
en este gran supermercado de realidades absurdas
y sueños de poetas replicando.

Cuetos Víctor, Xixón, 2014











lunes, 1 de diciembre de 2014

Malboro's Light



El tabaco mata y te das cuenta
de que lo hace poco a poco
un día sales y fumas más de la cuenta
al día siguiente notas los pulmones encharcados
que te cuesta subir las escaleras de tu casa 
a ti que no te gustan los ascensores
porque te encanta subir y bajar saltando peldaños.

Si, claro que mata
y tu lo notas
y tu organismo también
te va deteriorando
la voz se te quiebra
te falta siempre el aire
o te sobreoxigenas con facilidad 
y esa necesidad de llenarse de humo
que ni tan siquiera el 70 por ciento de agua
que almacena tu cuerpo es capaz de limpiar.

El tabaco mata
a Michael Brown lo mataron
en el Estado de Missouri, Ferguson
le pegaron un tiro a quemarropa
y el policía se quedó tan ancho

y todo por robar una jodida cajetilla de tabaco
que nunca llego a fumar. 

Cuetos Víctor, Xixón, 2014 


domingo, 9 de noviembre de 2014

Tango Zero




Quiero una noche de esas
en las que se caga la perra
y no habla el lorito.



En las que es fácil
dejarse
llevar
porque le encuentras
una motivación.



Quiero una noche de esas
en las que todo lo dejas atrás
tendemos a recordar
y no a hablar
somos un esqueje roto
que nunca acaba en flor ni fruto.



En la que los miedos
no dan abasto
y son bastardos
huérfanos inmundos.



Yo
Quiero una noche de esas
que puedas recordar
durante toda tu vida.



He muerto tantas veces
que
a veces
se me olvidan los recuerdos.



Y no sé por donde empezar
ni tampoco cuando acabar
soy un tango de mi mismo
quiero los pasos precisos
y bailar ciego
pero bailar.



Es como saber nadar
y ahogarse
por esperar a que alguien
te saque del agua.



es como eso
soy un tango de mi mismo
y espero los pasos precisos
y bailar ciego
 pero bailar. 

Cuetos Víctor, Ortigueira, 2014

sábado, 8 de noviembre de 2014

2X1

                        
Ya podéis empezar a rezar
porque los que se pensaron dioses
acabaron destruyéndolo todo
y huyeron con todo el dinero
tenían títulos nobiliarios
acciones en las grandes mega corporaciones
y licencia para gobernar todo el mundo.

Estamos solos
con los gobiernos corruptos
y los parlamentos sitiados
santuarios del miedo.

Estamos solos
con la teoría del big bang 
y la selección natural
nos han dejado en la selva
y esta vez hay vallas de alta seguridad
de cuchillas afiladas
cámaras de seguridad por todas partes
puertas blindadas.

Todos los dioses se han ido
nos dejaron solos
con armas
y televisores de plasma con acceso a internet 
vigilancia
ejércitos
policía
cárceles privadas
y juzgados de guardia.

Todos los dioses se han ido
nos dejaron en la selva
en una celda
no intentes buscarlos
no supliques
no ores
no reces.

Nos dejaron dogmas de fe
dioses metálicos
de papel
o de plástico duro
seguros de vida 
con clínica dental gratis
de por vida. 
Nos dejaron funerales
funerarias
cementerios
centros de culto.

Todos los dioses se han ido
nos han dejado las armas
y la ruleta rusa en la mesa
si mueres pagarán a tu familia

si vives tendrás que volver a intentarlo. 




El silencio soy yo
que no me escucho
o no me quiero escuchar
estoy desconectado
la resintonización no funciona

Mi antena es vieja
el tejado de uralita
las tuberías de plomo

El silencio soy yo
ya no hay cañerías
he tirado de la cisterna
y se me ha caido todo.

Escribo en los rollos de papel higiénico
y me fijo en las tazas del váter
en su brillo y su esmalte.

El silencio soy yo
y que nadie me lo quiera arrebatar
soy una tumba en mitad de un casino
una alma gemela
que pesa 21 gramos.

La estela de un cigarrillo a medias
en un cartel de No smoking
la mano que lo sujeta
los dedos que lo cruzan.

El silencio soy yo
¡Grito cállate!
ahora me toca a mí
quédate en el murmullo
cómprate una grabadora digital
o un smartphone
y dedícate a hablar por el whatsapp.

El silencio soy yo
déjame escuchar
la silueta
el trazado de tus líneas
la orientación de tus letras
la voz que las guía.

El silencio soy yo
déjame escucharte
antes de que se callen las paredes
y todo vuelva a ser como era antes.  

Cuetos Víctor, Ortigueira, 2014 

sábado, 1 de noviembre de 2014

El lado salvaje de Walking Dead




Cines de verano y cines de invierno
podridos de almas frívolas
bares que se llenan de gentuza
como yo
gentes que te escrutan
con la corrección
metida de lleno
en una estaca
que mantiene erecta y estirada
su columna vertebral

castigan sus espaldas
con toda esa carga de moralidad.

El walk on the wild side
ha sido sustituido por el walking dead
y los zombies vagan con pantalones cortos verdes
camisas amarillas
pajaritas rosas
votan a la derecha
o se mantienen en la izquierda.

No hay nada ni nadie que me diga
que este noche vaya a ser mejor
que la de ayer
y la conservo con serenidad
en una caja de zapatos vacía
junto con el tic tac del reloj de mi abuelo.

Estoy en la cola de un cine
a la puerta de una discoteca
ya nadie osa colarse
es aburrido
tedioso
me voy
doy la vuelta
con mi caja de zapatos vacía
y el tic tac del abuelo
conservo la serenidad
paso a paso
me voy doy la vuelta
es tedioso
aburrido
vuestras columnas vertebrales
estiradas
como la mía
que angustia por dios
todo ese peso
y su corrección
de supositorios morales
presunciones
pre suposiciones.

Yo te escruto
los pantalones cortos
y los de pitillo
tirando amarillo
las camisas verde felpudo
las oraciones de todas las mañanas
las de la noche
tus pajas mentales
las mías
los verdes pastos
los montes alzados
o en perspectiva caballera
queriendo ver el mar
de lejos
muy de lejos

ya estoy en la ciudad
he perdido la vista
en una autovía rápida
de esas que te avisan
cuando hay una campaña de vigilancia
ESPECIAL
por carreteras secundarias
evita las rotondas
tu rostro
la cercanía
su brillo
el mío
evítalo
evita los peajes
y vete de seguido
con tu caja de zapatos
 el tic tac del abuelo
y su serenidad
y nunca
nunca le vuelvas 
 a dar la espalda al mar.

Cuetos Víctor, Xixón, 2014

jueves, 23 de octubre de 2014

La playa


Sueño con botellas de vino blanco
con su mensaje en ellas
y sus corchos explotar
y chocar
con los corchos de las botellas de vino Tinto
que nos bebimos en el cielo
de tanto esperar la tormenta.

Sueño por soñar que existo
y a veces
muy a veces
tengo pesadillas
de esas
que se meten en tu almohada
y no salen ni a fuerza
de abrazarse contra ellas.

Tengo
tengo lágrimas
que son saladas
tengo sonrisas dulces
risas
solo risas
carcajadas limpias.

Tengo un mar
que no cabe en su oceáno
tengo ríos que pasan por las orillas
y no se atreven a manchar el hormigón
de las calles
el metal de las fábricas.

Tengo todo aquello
que tu no puedas imaginar
y que yo pienso
y diseño
y trazo
y recompongo los cristales rotos
de todos los espejos
que no quisieron ser espejos
y soñaron con ser ventanas.

Tengo
Tengo
lo tengo todo

y ya no tengo nada.

Soy un borracho de tí 
de mí 
de las botellas de vino tinto 
de las botellas de vino blanco
del cielo
del mar 
de las calles
de las fábricas
del espejo 
y sus ventanas
y a veces
muy a veces
lo tengo todo
y no tengo nada. 


Cuetos Víctor, Ortigueira, 2014

miércoles, 22 de octubre de 2014

Coles de Bruselas, Chupa chups Koyak y el Régimen del 78.



Cuando me hablan del Regimen del 78
yo pienso en los Chupachups y las Piruletas de Koyak
que rojas eran y como te dejaban la lengua...
y cuando me explican el Tratado de Maastricht
que decirte
se me vienen a la cabeza las Coles de Bruselas
y los inmigrantes que huyen de sus países
escalando una valla que crece por alguna razón
que se me escapa
¿serán las habichuelas mágicas o las Coles de Bruselas?

Cuando pienso en el Tratado de Libre Comercio
me imagino a Rato con un maletín
disfrazado de James Bond
con licencia para especular en todo el mundo
me imagino al maíz transgénico
devorando los campos de medio mundo
deslocalizaciones
cementerios industriales.

Serán simples imágenes mentales desfiguradas
cuando pienso en Podemos
pienso en todo lo que podíamos hacer antes
y con lo poco que nos conformamos ahora
es como si la realidad fuera en otra dirección
completamente diferente.
Y tendrán que chocar digo yo
Podemos y la Realidad
creo que al choque lo llaman la Doctrina del Shock.

Ahora en las manifestaciones podemos silbar y hasta pitar
hasta que te piten los oídos
te meten en una reserva india
la vallan entera
y de vez en cuando te dan algún palito en el culo
o te piden el carnet de identidad
mientras tanto el inmigrante sigue trepando
por la valla
¿Quien plantaría las habichuelas mágicas?
Esas que te dejan en Estado de Shock
y es entonces cuando no sabes que hacer
si tirar la piedra o esconder la mano
echar a correr en cuanto oyes un pequeño disparo.

Los que quieren hacer la revolución
se quedan en la pirotecnia
y de ahí no salen
los que no la quieren hacer
piensan que la están haciendo.

Y yo no sé con quien ir
casi prefiero que mi madre me coja de la mano
que apriete fuerte
como cuando íbamos a las manifestaciones
y solo era un niño 
y echemos los dos a correr
y luego comerme una piruleta de Koyak
y enseñar la lengua toda roja.


A unos y a otros.  

Cuetos Víctor, Ortigueira, 2014

lunes, 20 de octubre de 2014

Peatones todos



Seremos capaces algún día
de dejar de vernos en pantallas
y mirarnos
y ver todo lo que hemos hecho
este tiempo atrás.

Seremos capaces algún día
cuando el sol deje de coquetear con la luna
y uno de los dos haya muerto
no sé
algún día
el mundo quizás deje de ser una pantalla
de nosotros mismos
y Narciso
solo sea un espejo roto
un charco

en mitad de una calle peatonal.

Cuetos Victor, Ortigueira, 2014

miércoles, 8 de octubre de 2014

La Mezcla


La vida se me escapa
en una botella de agua
o de cerveza
donde reposan tus labios
la vida se me escapa. 
Cuando un pringao de mierda
me estafa 100 euros
la vida se me escapa
pero me mantengo ahí
donde el abismo
y el vacío hacen cumbre.

Donde el tecno
es el paraiso terrenal
y un club el mejor lugar para disfrutarlo
La vida se me escapa
y su único dios es un DJ
que sube y baja tus emociones
y juega con tus sentidos
en una mesa de mezclas
y los bafles
Te atraen
como si fueran imanes electromagnéticos.

La vida se me escapa
Es escurridiza
en tus papilas gustativas
sabe a M
sabe a Amor del Bueno
del que no pasa factura
pero te mata el cerebro.

La vida se me escapa
sigo sin encontrarle un porqué
 un donde/un cuando/o una maldita razón
que me haga sentirme vivo
Por eso
la vida se me escapa
es escurridiza
y no le veo sentido...
Hasta que estoy en medio de todos
y os veo bailar como si
el centro del universo fuera 
el Aquí y Ahora.

La vida se te escapa
la dejaste en un bafle 
y el  DJ es la única persona 
capaz de recuperarla 
aunque sea solo 
por unos breves instantes 
Aquí y ahora
Corre a por ella. 

Niño Criminal, Uvieu, 2014 


sábado, 4 de octubre de 2014

Black is Black


86 tarjetas para 86 jetas
que robaron inmoralmente
mientras el pueblo
que dicen representar
pasa hambre y penurias.

Mientras tanto
otros rebuscan en los contenedores
de la mano de sus hijos
o mueren en las vallas
o duermen bajo los puentes
de las grandes ciudades
infectados de ratas
o en un cajero
con un poco de suerte.

Mientras otros y otras son expulsados
por no tener dinero
por no tener trabajo
sin becas de comedor
sin salud
sin vida.

86 tarjetas para 86 miserables
no cabe humor ni ironía
ni tan siquiera poesía
el negro es negro
y el que no tiene tarjeta black
es un pringao
un esclavo de sus caprichos
y de sus demandas.

La mierda en este país
cotiza en bolsa
y la única
y justa condena
es dejarlos en la calle

al amparo de la calle.  

Cuetos Víctor, Ortigueira, 2014

miércoles, 1 de octubre de 2014

Moliendo Café


Los españoles nos queremos
dijo un político casto
nos queremos
somos como un matrimonio
pactado
malavenido.

Los españoles nos queremos
estamos unidos a la fuerza
por los siglos de los siglos
Amén
ante la adversidad
la pena
y la nostalgia.

Es así
y punto.

Los españoles nos queremos
tenemos sangre azul
y sangre roja
RH negativo
Somos iguales ante la ley
Los españoles nos queremos
y somos indivisibles
¿O no lo veis joder?

A mi me llamaban separatista
porque cuando me cansaba de la gente
yo prefería estar solo
y me forzaban
y me presionaban
para que estuviera con ellos
pero yo no quiero estar
con Conquistadores
Imperialistas
Monarcas
Presidentes del Gobierno
que cobran 200 000 euros
al año
tampoco quiero estar con toreros
con periodistas del peluquín
con las chonis más famosas
del barrio
Yo no quiero estar joder
joder joder joder
ni con el Toro de la Vega
ni con Maria Teresa Fernández de la Vega
ni con Esperanza Aguirre y sus calcetines
blancos
impolutos.

Los españoles nos queremos
es así
y punto
lo decía el Cirujano de Hierro
y Franco
un militar sincero y leal
un dictador tierno
donde los haya
que hablaba raro
y que repetía mucho aquello
de “Españoles”.

Pero es que yo
yo
soy más de andar solo
por eso me llamaban separatista.


lunes, 29 de septiembre de 2014

Facebook


Me gusta mirar por la ventana
a otras ventanas
de noche
cuando se encienden las luces
se ilumina su vida
Nunca han mirado
y se han preguntado
¿Que harán?
¿Quienes son?
¿Que estarán pensando?
¿Qué estarán diciendo?

Por la misma razón
me gustan los tejados
los que se pegan unos a otros
sus antenas viejas
el patio
los tendales
la ropa al aire
surcando el cielo
en su estatismo.

Me gustan las calles anchas
y las calles estrechas
por las que no pasa ni la luz
las cosas viejas
al lado de los contenedores
una vez encontré una máquina de escribir
le puse un poema
la pintamos
y la dejamos en medio de la calle
para ver que pasaba.

La gente le hacía fotos
observaban con interés.

Me gustan esos momentos
en los que todo se detiene
y un instante parece una vida entera.

Me gusta todo aquello
que no sale en Facebook
y que hace que la vida
siga siendo algo auténtico.


Cuetos Víctor, Ortigueira, 2014

viernes, 26 de septiembre de 2014

Mi constitución es Naranjito


Mi constitución es Barrio Sésamo 
o los Mundos de Yuppi
o si me apuras Naranjito y el mundial del 82
Maradona y su tatuaje del Ché
El Ché nunca vió tantos goles 
como en el hombro de Maradona.

Que no tenemos futuro
lo sabemos desde hace 15 o 20 años
pero el lema punk por excelencia
es mucho más viejo
o sea que ya venía de atrás

Llevamos décadas desaprovechando generaciones enteras
el régimen del 78 no es más que una falacia
que entretiene a ideólogos e intelectuales
la constitución solo es un puto libro
que todos tienen en casa
pero nadie ha leído
y que todos recuerdan una vez
cada cuatro años. 

Como el cuadro del Rey Juan Carlos en el colegio 
que la mitad de las veces 
acababa en el suelo 
por un balonazo
y nadie miraba para él.

¿Quién es ese de ahí?
Ay que payo más pálido
¿necesitará una transfusión de sangre?
Y no parece que habla
mastica las palabras
como un rumiante con corona
será el champán de navidad 
que le dura todo el año. 

Si es que joder...
también es mala suerte
haber nacido en el 78
o en el 77
o en el 79
o lo que es peor en el 75.

Que le jodan 
que le jodan a la Constitución 
esa capa de polvo 
que nunca eres capaz de quitar 
de la estantería de tu sala de estar 
QUE-LE-JODAN 
si no dice nada 
y solo nos acordamos de ella 
o nos acogemos a ella 
cuando tenemos que recordarles 
a nuestros políticos todo aquello
que nos han negado. 

¿Para qué? ¿De que sirve? 
¿Qué es lo que garantiza? 
Una hoja de cálculo 
al servicio de la economía 
del déficit cero 
que sirve para interrumpir libertades 
o imponer excepcionalidades. 


La constitución
la constitución 
la constitución 
su garantía caducaba a los cuatros años 
como una vieja televisión en los 80'. 

Cuetos Víctor, Ortigueira, 2014 




miércoles, 24 de septiembre de 2014

Gallarda





Gallardón se masturba 
tiene cara de masturbarse 
porque sino lo hiciera 
ni tendría esa cara 
ni hubiera dimitido.

Gallardón te masturbas 
cuantos ninos y niñas 
echadas a perder
AMÉN 

lunes, 22 de septiembre de 2014

Azul Cielo


Hay cielos de primavera 
Cielos de verano 
de atardeceres 
de amaneceres. 
Cielos de Ocasos.
Cielos del  Alba.

Hay cielos que se quejan 
cuando nadie lo espera 
y la tierra lo necesita 

Hay cielos de tormenta 
cargados de tensión. 
Cielos eléctricos 
inmensamente azules 
O intensamente rojos. 

Hay cielos pomposos 
hasta estrellados.
Cielos que se confunden con las nubes 
 atraviesan montañas. 
Cielos que desde el cielo parecen 
mares de océanos de cielos 
y siguen siendo cielos. 

Pero Infiernos
Infierno solo hay uno…
y esta mucho más cerca de lo que pensamos.

Cuetos Víctor, Nidea, 200..

viernes, 19 de septiembre de 2014

Un tetra brik de recuerdos.



¡Zas!
Los recuerdos.
Si yo te hablará de los recuerdos
que andan buscando venganza
que se te atragantan
como un cuchillo en la garganta.
¡Zas!

Si yo te contara mis recuerdos
mi madre dice que soy un mentiroso
porque nunca se sabe
cuando estoy hablando en serio
y cuando en broma
pero es que la verdad se me olvida
con facilidad.

Y no me tomo muy en serio la vida
porque la vida la ha tomado conmigo.

Los recuerdos, mis recuerdos
son como los yogures de Cañete
o el arroz Brillante
nunca se pasan
nunca caducan.

Yo los envaso al vacío
los meto en el congelador
y el día menos pensado los descongelo
los frío con una sartén de porcelana
y me los como con una cuchara
de acero inoxidable.

Te rondan con trajes de lentejuelas
carteles luminosos.
Bienvenidos a mi particular infierno de neón
¿Por donde se va al cielo?
Me he escapado tantas veces
de ese manicomio perfecto
que cuando quiero voy
y cuando no me quedo.

¡Zas!
Los recuerdos dices
te andan buscando
con tu carnet de identidad en una mano
y la tarjeta de crédito en otra
son como un ticket regalo del Alimerka
nunca te acuerdas de que los llevas encima.

Si yo pudiera canjearlos
por una botella de vino
y ser un pez que cae
en la primera copa
y escuchar como desciende 
a bor-bo-to-nes 
o ser un tanino persistente
que sabe a fruta roja
casi que madura.

¡Zas!
Los recuerdos.
Son comos peces de colores
se destiñen con la edad
aun así
nunca
jamás
se te ocurra
meterlos en un envase
de esos de plástico
o en un tetra brik.

Recuerda que los mensajes
siempre van en una botella
de cristal. 

Cuetos Víctor, Ortigueira, 2014