martes, 10 de diciembre de 2013

Fingimos estar muertos




Vestías de luto poco riguroso
con un escote de muerte
sobre oscuras transparencias.

Me miraste
sin decirme nada
con la precisión
de una bestia.

Nos desnudamos sin desvestirnos
Me presenté
Y murmullaste tu nombre
entre el gentío.

El amor es un capricho
que puede acabar con tu destino
somos presas fáciles
por solo un instante nos lo jugamos todo.

Prefiero verte correr
que ir detrás de ti
pensar que el mundo
puede ser cosa de dos
es un cuento
que ya no se creé nadie.

Nunca seré correcto
lo admito
y ahora lo comprendo
disfrazarme de buen samaritano
convendría decir que me enloquece
y no estaría dispuesto
a pagar a un psicólogo de por vida
para corregir mi desatado comportamiento.

El amor es una cárcel con gruesos barrotes de caramelo
en la que debería estar encerrado Walt Disney
Hansel y Gretel
Blancanieves y los Siete Enanitos Enajenados.

Sin embargo
Cabría decir  que…
Tu vestido negro
con su escote de muerte
de oscuras transparencias
dista mucho de la ridícula vestimenta
de una princesa. 


lunes, 9 de diciembre de 2013

Fallaste Corazón





No vale la pena tener miedo
cuando el corazón te late
más de la cuenta
cuando te queda menos dinero
en tu puta cuenta corriente.

No merece la pena asustarse
si te has arrimado a la vida
siempre que has podido
te has expuesto
y te has sentido vulnerable.

Ser bueno o malo
es un título honorífico
un post del Facebook
en tu cuenta del twitter.

Un me gusta
Tal vez asista
Comento
Y comparto
Evento.

¿Qué será de nosotros?
Cuando solo haya
Invierno
O verano.


Nos beberemos un helado
en el Deshielo
y tomaremos Sopas de Ajo
en barquillos de madera.

¿Qué será de mí?
¿Qué será de ti?
sin antes despedirnos
con un abrazo.

No vale la pena tener miedo
No merece la pena asustarse
si el universo nos espera
y solo fuéramos dos pequeñas
estrellas fugaces
que durante un corto trayecto de tiempo
ocuparon el mismo espacio.

lunes, 4 de noviembre de 2013

martes, 24 de septiembre de 2013

Conjugaciones contradictorias




Si cada vez que me detengo
y me deba a la nostalgia
tenga que recordar
evocar imágenes
Me niego

A las lágrimas infundadas
a las sonrisas congeladas
a dotar al tiempo
de huellas paralizantes
caminos de calles cortadas
Me niego

Si cada vez que fotografío
y ello me incite a escribir
y vaya a vomitar versos cortantes
que no llegan a ninguna parte
Me niego

Manos rasgadas
en brazos cruzados
de gigantes del metal
que se alzan al cielo
como molinos de viento
Me niego

Si cada vez que camino
con un diapasón
que armonice mis pasos
y sea la melancolía
la que hable
y estudie mis trazos
Me niego

Si cada vez que hablo en futuro
piense en futuro
y escriba en futuro
ME NIEGO
a que el pasado
condicione mis pasos.


Víctor José, Xixón, 2013

miércoles, 21 de agosto de 2013

Tudobem




Tristezas de jardín
que no entran en macetas
girasoles que no dan pipas
calabazas que nunca se comen

Tristezas de jardín
entre matojos de malas yerbas
ortigas que te enseñan
a sentir dolor cuando solo
eras un crio de mierda.

No te enseñaron  a padecer
ni a sufrir
tuviste que pincharte con espinas
cortarte con cristales
tropezar con los bordillos
y caerte en plena calle
a la vista de todos.

Tristezas de jardín
donde cagan los perros
mean los gatos
cantan los grillos
y ves a la luna desesperada
huir de la noche que la abrigaba.


Tristezas de jardín
Nadie te enseño que esperar
 Y tener paciencia
 Errar para volver a empezar
siempre tiene su recompensa.

Eterno, Isuerre, 2013